Evitar la procesionaria del pino

29 diciembre 2015

El invierno es el momento de abortar la aparición de la oruga procesionaria, un lepidóptero que ataca a los cedros y a todas las especies de pinos. Los nidos, que comienzan a formarse durante el verano, son muy resistentes soportando hasta -12ºC. Cuando las condiciones climáticas son favorables, las orugas abandonan el nido provocando daños en los pinares, urticarias y alergias.

Es en esta época del año cuando se deben quitar los nidos, evitando de esta manera la aparición de las orugas en primavera. La  manera de hacerlo es destruyendo los bolsones o mediante el empleo de trampas de feromonas, entre otros métodos. El Ayuntamiento de Alpedrete ha elaborado un documento sobre la procesionaria, los daños que produce y la manera de prevenirla que pone a disposición de vecinos y vecinas para que sepan cómo actuar.

TRATAMIENTO-CONTRA-LA-ORUGA-PROCESIONARIA-DEL-PINO.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Imagen de la noticia Evitar la procesionaria del pino

Noticias Relacionadas