Los bricks tardan 30 años en degradarse

27 diciembre 2018

Los envases tetrabrik protagonizan el duodécimo y último capítulo de la campaña del Ayuntamiento de Alpedrete sobre productos de uso diario potencialmente perjudiciales para el medio ambiente. Estos envases tardan 30 años en degradarse. En España se consumen cada año unos 4.000 millones de envases de este tipo.

Los envases tetrabrik están compuestos por un 75% de celulosa, un 20% de plástico y un 5% de aluminio. Para mantener la producción actual en España, es preciso talar 1.200.000 árboles y extraer 25.200 toneladas de bauxita, uno de los principales materiales con que se fabrica el aluminio, según los datos de la organización ecologista Greenpeace.

El consumidor debe depositarlo en el contenedor amarillo sabiendo que con el tetrabrik que recicla no se puede producir otro tetrabrik. Para el completo reciclado de estos envases hay que utilizar un hidropulper, una máquina con una hélice en el centro donde se mojan los bricks para ir separando las distintas capas que lo forman. Después, mediante filtrado se separa la fibra de papel. Estas fibras se pueden reutilizar en la fabricación de papel, pero no en otro brick.  El polietileno y el aluminio se separan mediante un proceso de pirólisis (descomposición química de materia orgánica y todo tipo de materiales, excepto metales y vidrios, causada por el calentamiento a altas temperaturas en ausencia de oxígeno).

El consumidor puede minimizar el consumo eligiendo el envase de vidrio frente al brick y, en caso de usar este último, adquiriendo el de mayor capacidad.

Campañas anteriores

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Imagen de la noticia Los bricks tardan 30 años en degradarse

Noticias Relacionadas